A continuación, ponemos en conocimiento de los docentes el Perfil Ideal que la Institución ha construido para ser utilizado como referente en la elaboración de los respectivos Proyectos Pedagógicos para que permitan el alcance de los objetivos Institucionales, que pretenden generar en el educando un desarrollo armónico, original y libre. Para lograrlo, tomamos al estudiante como persona y eje del quehacer educativo teniendo en cuenta los siguientes núcleos:

  • Relación consigo mismo                                               
  • Relación con los otros                                                  
  • Relación con la naturaleza
  • Relación con la patria
  • Relación con Dios

En cada uno de estos núcleos reseñamos los valores que deben ser desarrollados para su alcance:

Relación consigo mismo: Autoestima, libertad responsable, respeto, justicia, sinceridad, honestidad, responsabilidad creatividad, criticidad, coherencia, compromiso, liderazgo, gratitud, autodeterminación, esfuerzo y feminidad / masculinidad.

Perfil:

  • Un alumno capaz de ir  progresando en su conocimiento que busque siempre el pleno desarrollo de su personalidad y madurez para ir convirtiéndose en sujeto de su propia historia y auto relación  teniendo como únicos limitantes las que imponen los derechos de los demás y el orden jurídico. Todo ello dentro de un proceso de formación integral.
  • Un alumno que hace de la formación académica la puerta de acceso a los conocimientos científicos, tecnológicos, humanísticos, históricos, sociales y estéticos mas avanzados mediante la apropiación de hábitos intelectuales adecuados para el desarrollo del saber.
  • Un alumno capaz de: progresar en la libertad responsable, luchar continuamente por vencer las limitaciones, corregir los defectos y reforzar las cualidades, no dejarse manipular ni esclavizar por ideologías personas o circunstancias, esforzándose por desarrollar sus potencialidades y capacidades.
  • Un alumno que desarrolle una sana sexualidad promoviendo el conocimiento de sí mismo, la autoestima, la construcción de su identidad sexual y la afectividad dentro del respeto y equidad de los sexos, así se preparará con madurez para formar una vida familiar armónica y responsable.
  • Un alumno que trabaje para la formación en el respeto a la vida y a los demás derechos, afrontando con responsabilidad y decisión los retos que dicha formación plantea.
  • Un alumno que hace uso adecuado del tiempo libre y participa en las actividades deportivas, artísticas y culturales que contribuyen a su aprendizaje para la vida y el desarrollo armónico de su personalidad.
  • Un alumno que asume la práctica del trabajo, mediante las habilidades y conocimientos técnico-empresariales, así como la valoración de los mismos, como fundamento y medio de desarrollo personal y responsabilidad social.

Relación con los otros: Solidaridad, fraternidad, convivencia, respeto, diálogo, sinceridad, lealtad, equidad, comunicación, compromiso y tolerancia.

Perfil:

  • Un alumno que esté abierto a la convivencia fraterna y lo manifieste en el respeto, la gratitud, la solidaridad y la comunicación sincera con los demás.
  • Un alumno capaz de compartir lo que es y lo que tiene sin hacer discriminaciones sociales, culturales, étnicas, regionales, políticas o religiosas.
  • Un alumno que participe en forma consciente y responsable como miembro de la familia, la institución y el grupo social  al que pertenece.

Relación con la naturaleza: Observación, admiración, gratitud, alegría, respeto, paz, reflexión y armonía

Perfil:

  • Un alumno que admira, respeta y descubre en la naturaleza la grandeza de la obra de Dios. Por ello trabaja en transformarla a través de las ciencias y la técnica para un mayor servicio social.
  • Un alumno que defiende, conserva, utiliza y recupera los recursos naturales y los bienes de la sociedad como patrimonio de la humanidad.
  • Un alumno consciente de la necesidad de conservar, proteger y  mejorar el medio ambiente y la calidad de vida a través del uso racional  de los recursos naturales y la prevención de desastres. Todo ello dentro de una cultura ecológica y de defensa del patrimonio nacional.

Relación con la Patria: Lealtad, civismo, patriotismo, libertad, justicia, identidad y pertenencia.

Perfil:

  • Un alumno capaz de buscar la verdad desarrollando su actitud crítica, reflexiva, analítica e investigativa, fortaleciendo el avance científico y tecnológico nacional, orientando con prioridad de mejoramiento cultural, la calidad de vida de la población, la participación en encontrar alternativas de solución a los problemas referidos al progreso social y económico del país.
  • Un alumno capaz de crear y  fomentar una conciencia clara sobre la soberanía nacional, la solidaridad e integración con el mundo.
  • Un alumno que busque formar su personalidad y se capacite para asumir con responsabilidad y autonomía sus deberes y derechos ciudadanos.
  • Un alumno dispuesto a la construcción de la paz y la justicia social; a vivir dentro de los principios democráticos de convivencia, pluralismo, solidaridad, igualdad, equidad, y en el ejercicio de la tolerancia y  el respeto de los bienes y derechos ajenos.

Relación con Dios: Respeto, sinceridad, fervor, gratitud, amor, fe, esperanza, caridad, generosidad, compromiso y celo apostólico.

Perfil:

  • Un alumno que sienta la presencia de Cristo en su vida, que lo invita a  realizar su proyecto personal y a la vivencia de los valores cristianos en actitud de permanente convicción.
  • Un alumno capaz de hacer síntesis  integrada de la Fe, la cultura y la vida.

Un alumno que reconoce a María, madre de Jesús como modelo, abierta a todas las necesidades del mundo y esté dispuesto a caminar con ella en la búsqueda de la transformación.