La devoción a María Auxiliadora iniciada  hace más de mil seiscientos años, es una de las más importantes de la fe Católica.

Se llama “Auxiliadora” porque nos trae como intercesora el auxilio de Dios.  Como Madre del Redentor, Ella es la ayuda de la humanidad necesitada de redención, lo es también de cada persona, porque es la Madre espiritual de todos los creyentes. Esta importante advocación fue no sólo elegida para que el Colegio llevara su nombre como un tributo, sino que como Santa Patrona de la Institución,  a su intercesión ante Dios Nuestro Señor, se acoge esta comunidad educativa en todos sus actos del diario vivir.